Descubre cómo hacer la mejor hamburguesa del mundo

La preparación de hamburguesas es sin lugar a duda todo un arte culinario. A todo el mundo le encantan las hamburguesas, pero es sencillo diferenciar entre una hamburguesa normal y una de auténtica calidad.

Aunque encargar hamburguesas a los mejores restaurantes siempre es una de las opciones más viables, existen varios tips que permiten preparar en casa una excelente hamburguesa digna de ser considerada la mejor del mundo.

Por supuesto, es necesario disponer de ingredientes de primera calidad, pero el secreto para la elaboración de la mejor hamburguesa va más allá:

No vale cualquier carne

Cuando se trata de carnes es esencial emplear carnes jugosas, ya que durante la cocción es común que estas se deshidraten. Las carnes de uso más común son la vaca, la ternera, el añojo, el novillo, el toro y el buey.

La ternura dependerá de la edad de la pieza y sus condiciones de crianza, por esto las carnes ecológicas, que no son excesivamente jóvenes, son de mejor calidad, al haberse criado en entornos abiertos y con pastos naturales.

Para asegurar que la carne es jugosa es además muy importante seleccionar el corte (perpendicular a las fibras) adecuado, que para una hamburguesa debe ser la aguja, la babilla, la cadera, el cantero, el lomo, la tapa o la tapilla.

Por último, el indicio definitivo de que la carne es tierna y jugosa es que tiene vetas de grasa. Aunque luego se retiren, es bueno cocinarlas junto con la carne, ya que esto ayudará al sellado y que no se pierdan los jugos.

Sobre el punto de cocción

Para que el filete quede perfecto no hay nada mejor que freírlo en la sartén, nada de parrilla porque ahí se pierden los jugos. Como en la sartén la carne se cocina en sus propios jugos, el resultado final es sabroso y se deshace en la boca.

Un toque de sabor

No hay que tenerle miedo al sazonador, ya que este es el que confiere el toque final. Las hamburguesas se prestan a un buen número de especias, aunque preferiblemente van bien con pimentón, ajo en polvo, cebolla en polvo y pimienta cayena.

Además, en cuanto al punto de sal, la mejor variedad es la sal kosher y se recomienda usarla una vez que se ha formado la hamburguesa. De este modo se logra una costra durante la cocción que favorece el sellado de la carne y confiera ese pequeño toque crujiente.

El truco del pan

El pan no solo se tuesta, sino que es recomendable que se unten ambas mitades con mantequilla para que al contacto con la parrilla o grill se preserve la esponjosidad del bollo.

La presentación final

Para dejar a los comensales con ganas de repetir es importante servir la hamburguesa en caliente. Para esto se recomienda que si queda rato hasta la hora de comer se introduzcan las hamburguesas en el horno a 160ºC durante un par de minutos antes de servir.

Además, para darles un toque de restaurante, nada más sacarlas del horno se cortarán por la mitad.

Los consumidores que estén interesado en pedir una buena hamburguesa, pueden visitar la página:

https://www.pedidosya.com.ve/comidas/hamburguesas

Te encantará también:

Deja tu comentario