«Sinfonía Desordenada» para imaginar a Venezuela chévere

SINFONÍA

El 28 de mayo la sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño se prepara para recibir a 80 músicos, que finalmente verán cumplir el sueño de presentar (en vivo) un proyecto que nació en tiempos de pandemia llamado «Sinfonía Desordenada».

Bajo la dirección de la maestra Elisa Vegas, de la Orquesta Gran Mariscal de Ayacucho, harán magia para interpretar los éxitos más emblemáticos de la banda Desorden Público, que generación tras generación sigue haciendo «temblar» a muchos.

En esta ocasión, estará representada por el inigualable y carismático Horacio Blanco, su vocalista principal y Harold Quevedo, guitarrista. 

Un encuentro con los medios de comunicación realizado en la sede de la orquesta, sirvió para disfrutar un ensayo abierto donde pudimos ver y escuchar de cerca lo que se trae este espectáculo «entre manos», para los caraqueños amantes de la agrupación y de lo bien hecho en el país.

Horacio Blanco, tomó la palabra para afirmar que este concierto será un homenaje a los venezolanos que están en su tierra y otras partes del mundo. «Estamos imaginando una Venezuela más chévere y será hecho con la más alta factura».  

«La Ríos Reyna es la sala de teatro más importante del país…Siendo así, no vamos a desperdiciar la oportunidad de hacer un despliegue audiovisual y escenográfico muy bonito». 

Indicó que contarán con un equipo súper PRO, que tiene amplia experiencia en el área publicitaria y audiovisual.

«Los músicos sólo somos un pedacito de ese rompecabezas llamado Venezuela y siempre estaremos con ella», expresó Horacio, muy emocionado.

Es así como «Sinfonía Desordenada» se vislumbra como un show de aproximadamente dos (2) horas que tendrá varios formatos: momentos donde tomarán protagonismo los instrumentos de cuerdas, los de vientos y colores musicales que llevarán a los presentes por una montaña rusa de emociones, reflexión y nostalgia.

Una orquesta irreverente 

Para Elisa Vegas, la Sinfónica Ayacucho es una «orquesta muy irreverente» porque a todos sus integrantes les encanta estar cerca del público y sentirlos.

«Hacemos música para nuestra gente, en el espacio que sea y como sea», recalcó.

«Cuando llegó la pandemia decidimos seguir adelante; porque a través de nuestra música debíamos inspirar. Hoy, me siento muy afortunada de que en ese momento lo hicimos».

Dijo en relación a esos días cuando el mundo se paralizó por una emergencia sanitaria. Y que para muchos fue un escalón para aumentar su creatividad y ver nacer nuevos proyectos, como lo fue Sinfonía Desordenada. 

«Nosotros creemos firmemente en los sueños. Hay que perseguirlos y continuar con su curso porque en algún momento se cumplirán. Y esa hora llegó», concluyó Vegas. 

Sinfonía Desordenada

Llega de la mano con Crack Estudio y Clas Producciones.

Un proyecto de resiliencia reseñado internacionalmente por National Geographic que nos recuerda cuál es la verdadera responsabilidad del arte.

 


Por: Rosaly Navarro

FOTOS: R.N / Gabo Hernández / @GaboYPunto

Te encantará también: