Incluye avena en tu dieta si quieres ganar masa muscular

AVENA

La avena es uno de los mejores aliados para incrementar la masa muscular porque es un carbohidrato de alta calidad nutricional, por lo que su consumo se recomienda antes del ejercicio físico.

Para que su aporte de energía se distribuya durante todo el proceso de entrenamiento.

Así lo aseveró la nutricionista de la cadena de salud y bienestar Gold’s Gym, Amelia de la Peña.

Indicó que «lo importante para una persona que está entrenando es que tenga la energía suficiente para hacerlo, y que proteja la formación de masa muscular magra».

Gracias a su riqueza nutricional, la avena cuenta con propiedades energéticas, digestivas y fortificantes que contribuyen a incrementar el rendimiento deportivo.

Y su efecto saciante contribuye a reducir el apetito. Debido a su composición con 8 aminoácidos esenciales, estimula la formación de tejidos nuevos.

Y ayuda a aumentar la masa muscular al combinar su consumo con ejercicio físico.

Apoyo de un nutricionista para calcular requerimientos

Indicó que para obtener mejores resultados con el entrenamiento es recomendable que un nutricionista calcule los requerimientos de los nutrientes requeridos:

Proteínas, carbohidratos, minerales, grasas, vitaminas, fibra y agua.

De la Peña explicó que los carbohidratos de bajo índice glicémico «aportan la energía para que el ejercicio sea completo y mejor, para que se tenga la potencia y la persona no se agote rápidamente».

«En contraposición, los carbohidratos de alto índice glicémico disparan la hormona insulina, que convierte cualquier exceso en grasa corporal».

Comentó que la cantidad de avena a consumir «depende de los requerimientos nutricionales, de los cuales hay tres tipos: los básicos.

Que son los necesita el cuerpo para subsistir; los extras por entrenamiento; y los de las personas que requieren subir de peso, que siempre son los más elevados».

Un carbohidrato versátil

De la Peña indicó que «la avena es versátil y tiene la cualidad de adaptarse bien a la alimentación diaria».

Quienes entrenan muy temprano en la mañana y no desean desayunar en ese momento “pueden tomar un batido que contenga ese carbohidrato, una fruta y algún tipo de proteína, como merengada, yogurt griego o leche deslactosada. Se necesita la combinación de proteína con carbohidrato de bajo índice glicémico”.

En el desayuno se puede preparar arepas con avena, tortillas tipo fajitas, o un buen bol con frutos secos y yogurt griego, mientras quienes entrenan en la tarde pueden prepararse unas panquecas o unas galletas con algo de proteína.

“Se trata de buscar diferentes opciones para consumir este alimento”, acotó.

La especialista explicó que si la persona que entrena “está muy delgada debe agregar a la avena algo de mayor potencia calórica, como mantequilla de maní o de almendra, o grasas para darle una mayor cantidad de calorías”.

De la Peña recordó que el equipo de nutricionistas de Gold’s Gym brinda asesoría personalizada a sus miembros para alcanzar sus metas de acondicionamiento físico.

Y que la cadena también cuenta con entrenadores certificados para guiar a las personas en el logro de sus objetivos, sea bajar de peso, moldear la figura o agregar masa muscular.


NDP

Te encantará también: