Daniela Alvarado: «Me quedo con la nobleza de Hamlet»

DANIELA

Desde los 90, Daniela Alvarado no pisaba el Teatro Teresa Carreño, artísticamente hablando, y regresar a montarse en el escenario de la sala Ríos Reyna lo describe como magia pura.

Aunque admite que se queda corta y no encuentra palabras.

Hoy enfrenta uno de los mayores retos de su vida profesional, entrar en la piel de Hamlet.

Interpretar a uno de los personajes más complejos de la historia en tan solo 5 funciones.

Bajo la dirección de su esposo, José Manuel Suárez, en un espectáculo sin precedentes y el más grande del 2022, bajo la producción de Clas Producciones.

«Hamlet, la experiencia» ha llevado a Daniela por distintos caminos. Al inicio, fue la ligereza, luego el shock y finalmente, la aceptación.

«Debo reconocer que lo acepté con mucha ligereza, pero agradezco que haya sido así, creo que fue lo mejor».

«Porque si me hubiese puesto a analizar la propuesta con tanta seriedad me hubiese atormentado muchísimo… Decidí disfrutarlo, aunque tuve mucha angustia y un mes llorando, pero salté al vacío».

Daniela considera que la historia está sumamente vigente, con un personaje maravilloso al que tan solo hay que escucharle sus palabras.

Relacionarlas con algo que se conozca y se puede pensar que no han pasado más de 400 años.

«Aparte de la historia tan profunda que conlleva, lo que van a poder presenciar es definitivamente un acto de magia, es la disposición y la entrega de casi 80 personas en el escenario, incluyendo la Orquesta Gran Mariscal de Ayacucho, que musicalizará con salsa y ópera. Es un gran desafío”.

José Manuel Suárez, director de «Hamlet, la experiencia», le pidió a cada actriz que se inspirara en un hombre al que admirara y que quisiera emular.

Para luego deslastrarse de su femeneidad y así poder entrar en la piel de cada personaje.

Sin embargo, para Daniela Alvarado no fue difícil identificarse con el protagonista, pues confiesa que desde el primer día lo que más sintió fue ternura, empatía, lo que la conmovió muchísimo y simplemente lo abrazó.

Aunque sabe que Hamlet es un hombre difícil con su constante duda ante su propia existencia, su postura y hasta su caminar.

Para ella lo más importante es «entender lo que dice, porqué lo dice y en el momento en que lo dice. Me quedo con su elegancia, su nobleza, su lealtad».


NDP

Te encantará también: