Ange Unda: «Mi papá fue, es y será mi héroe de amor»

A propósito de celebrarse el Día del Padre, este Domingo 21 de Junio, Ange Unda, animadora de la revista matutina de Venevisión Portada’s, escribió una carta a su padre Carlos Unda, quien partió de este plano el 16 de Diciembre del 2019.

«La familia es lo más valioso que tenemos, debemos aprender a amarnos, a aceptarnos y protegernos en familia. Y saber que nuestro hogar es ese lugar de paz, de reflexión y donde podemos buscar a Dios», subrayó Ange Unda.

A continuación el texto de la misiva:

❤ Carta a PAPÁ ❤

Hola Papá, te envío esta carta para saludarte y decirte lo mucho que ¡te amo! Sé que no es tu estilo hablar de amor y que me agradecerías más si te hablara de ¡ciencias o matemáticas! Pues entonces te hablaré de ellas…

En estos tiempos, no sabes como he entendido la distancia que existe entre el cero y el uno y es que hay una cantidad infinita de números entre ellos, como el 0,01 o el 0,001, … y es tan cierto esto Papá, porque hoy la matemática me ha enseñado que viví una eternidad infinita de amor en tus números de días contados…

Sabes que, a veces, cuando veo un árbol ya no pienso en la sombra o en los frutos, es que recuerdo me enseñaste que su piel siente como la mía, que tienen venas que sangran si cortas su superficie y que escuchan nuestra voz si así le habláramos.

Si yo ahora te preguntara: ¿Cuántos árboles se necesitan para dar sombra a todo el mundo, sabiendo que existe una cantidad especialmente finita de área donde pueden ser sembrados? 

La respuesta que me darías seria: “depende de la cantidad de hojas”… al final papá me enseñaste tanto de la objetividad de las matemáticas, que debemos saber usarlas. Porque las respuestas serán únicas cuando las preguntas sean ¡las correctas!

Papá, no sé de que se trate tu vida ahora, pero puedo hablarte de la mía… el otro día mientras contaba las estrellas buscando la tuya, me conseguí con un recuerdo, tú sabes, de estos como la secuencia de Fibonacci, donde cada uno se formaba en función al otro y entré, en un bucle de vivencias en mi mente, donde la única constante que se repetía era la de tu sonrisa… que increíble Papá… cómo he podido entender uno de los principios básicos de la existencia, el principio de la conservación de energía, donde se dice que “LA ENERGÍA NO SE CREA NI SE SE DESTRUYE, SOLO SE TRANSFORMA” ….

Y ahora si disculpa que te hable de amor, pero es que esa energía trasciende y ¡transforma la distancia del punto A donde estoy! Al punto B donde TÚ estás, haciéndome sentirte más cerca que nunca.

¡Ah! Antes de que se me olvide. Mi mamá el otro día soñó contigo que se comían unas cachapas. Por fa llévala a comer ensalada que está muy gordita y cuando puedas prende y apaga la luz de tu estrella, es que he pasado noches enteras que me duermo viendo al cielo para darte las buenas noches y no he podido encontrarte”.

Te amo tu chiquita… AU

Ange Unda compartió esos cálidos, hermosos e irrepetibles momentos que se viven en el seno de una familia y que nos van forjando para el futuro , “yo era los ojos de mi papá. Soy la más chiquita de mi casa y la más tremenda, realmente mi vida a su lado fue libre, consentida y maravillosa. Mi papá jamás me impuso nada. El me dejó ser totalmente libre pero con responsabilidades, creo que es la mejor manera de criar a un hijo.

Desde muy chiquita tenía las llaves de mi casa y mascotas que estaban bajo mi cuidado absoluto. Si quería algo pues nunca me lo negaba, pero me hacía entender que cada cosa que llegará a mi vida traía un beneficio pero también una responsabilidad… su amor me lo demostraba con hechos más que con palabras, siempre quería ir a todos lados conmigo, éramos amigos, nos cuidábamos mutuamente y éramos muy cómplices en todo. –comentó, a lo que añadió-, como profesional me enseñó que siempre debo ser mejor cada día.

Era muy exigente con mi rendimiento escolar y me inscribió en cuanto curso Dios creó para hacerme crecer y tener habilidades. Le daba gran satisfacción verme ser sobresaliente y yo por mi parte, trataba siempre de ser la mejor para que él se sintiera orgulloso. Mi papá me enseñó a ser una soñadora con propósito, es decir a materializar mis sueños en función de un por qué y para qué. Me decía sé una profesional que todos admiren, porque eso es lo que dejarás en esta vida, lo bien que lo hagas, lo mucho que ayudes y cuánto ames a tu gente“.

Para concluir, Ange Unda ofreció pinceladas, que nos permiten conocer un poco más de la personalidad su padre, “mi papá amo el arte, la lectura, la naturaleza, los animales y la música; heredé todo eso de él . Fue músico, era miembro de la Orquesta del estado Lara, ejecutaba el trombón. Era de fácil sonrisa y de un carácter muy ameno … hasta que lo hacían molestar pero eso sucedía tres veces al año (risas)Creo que tengo muchas cosas de él. Mi papá fue, es y será mi héroe de amor».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *