Mejores prácticas empresariales en tiempos de pandemia


Con más de 15 años de experiencia cuidando la salud ocupacional de miles de trabajadores de las más importantes organizaciones del país, Cruzsalud trae un resumen de las estrategias más efectivas aplicadas por las principales empresas América Latina y Europa, para enfrentar el impacto del covid-19 en sus operaciones.

En tiempos de pandemia, incontables empresas han debido parar sus operaciones total o parcialmente, como medida elemental para prevenir contagios y conservar la salud de sus trabajadores. En un nuevo escenario donde todo parece indicar que el covid-19 estará entre nosotros largo tiempo, se hace necesario tomar medidas urgentes que aseguren la continuidad del funcionamiento del aparato productivo.

Ya en junio, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), estimaba que la pandemia del covid-19 llevaría a la mayor contracción de la actividad económica de la historia de la región, llevando el número de desempleados a 37,7 millones. Su informe sobre la evolución y los efectos de la pandemia, sobre la estructura productiva y empresarial de los países de América Latina y el Caribe, publicado en julio, pronostica el cierre de 2,7 millones de empresas.

En este escenario, un análisis realizado entre el Centro de Estudios en Gobierno Corporativo del Colegio de Estudios Superiores de Administración, en Bogotá; e IFC del grupo Banco Mundial, que tuvo en cuenta la reacción de los integrantes del Círculo de Empresas Latinoamericanas, apunta a que los líderes empresariales de América Latina consideran que el gobierno corporativo toma mucha más relevancia durante la crisis generada por la pandemia.

De acuerdo a este estudio, los líderes empresariales de la región sugieren que tener en cuenta a los grupos de interés, generará valor compartido que trascenderá cualquier enfoque tradicional, para garantizar la continuidad del negocio durante y después de la pandemia.

Para esto, han reaccionado a la coyuntura global de Covid-19 dando la mayor prioridad a procurar la integridad física y financiera de sus trabajadores; apoyar a sus proveedores, para garantizar los insumos necesarios para la producción y asegurarse de que sigan generando empleo; y han desarrollado estrategias de comunicación con sus clientes, destinadas a mostrar lo que están haciendo por mantenerlos a salvo.

A continuación, las mejores prácticas en las empresas líderes de América Latina, para la protección de los trabajadores y sus familias:

➔ Llevan a teletrabajo a la gran mayoría del personal.
➔ Para quienes no pueden llevarse a teletrabajo y presentan factores de salud que impliquen alta vulnerabilidad, son enviados a casa bajo modalidad de vacaciones, pero se garantiza el empleo.
➔ Capacitan constantemente a los trabajadores.
➔ Generan programas y seguimiento a la salud mental de los colaboradores y sus familias.
➔ Algunas empresas incluso han trabajado de manera conjunta con el fondo de empleados para garantizar alivios a las familias que ven disminuidos sus ingresos por otros factores no relacionados con la empresa, como la pérdida de trabajo por parte de alguno de los cónyuges.

Preparar su lugar de trabajo en caso de que COVID-19 toque su puerta
Más allá de las restricciones que ha implicado el aislamiento preventivo, un efectivo brote de Covid-19 en nuestras comunidades puede generar consecuencias notables en el funcionamiento empresarial.

La Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo publicó un documento que recopila los datos y recomendaciones más destacados, provenientes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Centro Europeo de Control y Prevención de Enfermedades (ECDC por sus siglas en inglés) y otras autoridades de salud pública de los Estados miembros de la Unión Europea.

El documento tiene como objetivo orientar a las empresas en el desarrollo de un plan de contingencia para asegurar la continuidad de su funcionamiento, en caso de brote de Covid-19 en las comunidades donde operan. Entre las principales recomendaciones a tener en cuenta durante el diseño del plan, destacan:

➔ Establecer un protocolo de acción, en caso de que uno o más trabajadores, colaboradores o visitantes, resulten contagiados con Covid-19.
➔ Especificar lo que los trabajadores y proveedores deben o no deben hacer, según el área en la que se desempeñen. Lógicamente, todos los involucrados deben ser debidamente informados en este sentido.
➔ Hacer hincapié en puntos clave como las medidas preventivas y de desinfección; así como protocolos para identificar síntomas, aunque sean leves.
➔ Abordar arreglos de licencia por enfermedad, y las consecuencias sociales y de salud mental de un caso de Covid-19 en el lugar de trabajo o en la comunidad. Se recomienda ofrecer información, apoyo y seguimiento a los trabajadores y sus familias.
➔ En el caso de las pequeñas y medianas empresas que no cuentan con apoyo interno de salud laboral, el documento recomienda la activación de mecanismos de colaboración inter empresarial, a través de las organizaciones sectoriales: asociaciones gremiales, cámaras de comercio, servicios sociales sectoriales, etc.

Espacios seguros con sello de garantía

Con Covisol, Cruzsalud tiene como propósito reducir el riesgo por contagio de superficie a persona; y de persona a persona, al ser aplicado en lugares de moderado y alto tránsito de personas. “Existe el compromiso corporativo de incorporarnos a la lucha contra la pandemia. En Cruzsalud, queremos devolverle a los venezolanos la confianza de estar en un lugar seguro”, asegura Juan Carlos Pocaterra, presidente y miembro fundador de Cruzsalud.

Cada uno de los espacios sanitizados por las escuderías de Cruzsalud cuenta con un certificado de fácil lectura. A través de un código QR, los visitantes, trabajadores y usuarios podrán obtener información sobre cuándo fue sanitizado el lugar. De esta forma, Cruzsalud ofrece la tranquilidad de volver a casa tranquilos, sin peligro de que las áreas intervenidas con Covisol se conviertan en un posible foco de transmisión para sus familias.

El certificado es colocado por los supervisores en cada lugar tratado con Covisol; y es actualizado cada vez que se realiza una nueva desinfección. La presencia del código QR servirá también como expresión del compromiso corporativo en la lucha contra la pandemia.

*El componente base de Covisol es el Alquilo Dimetil Bencil Amonio, recientemente aprobado por la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. /EPA, por sus siglas en inglés) para la desinfección de superficies en la lucha contra la pandemia. Cuenta con Registro EPA No. 47371-129-10350, verificable en www.epa.gov

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑