Vitamina D: Mucho más allá del COVID-19

En la víspera de finalizar uno de los años más complejos que ha vivido el mundo en las últimas décadas, es útil evaluar los aprendizajes positivos obtenidos, en especial, desde el punto de vista científico, para lograr una toma de conciencia respecto a la prevención en salud.

Uno de los hallazgos probablemente mas prácticos de la pandemia por COVID-19 ha sido el papel que juega la Vitamina D (VitD) en la enfermedad, particularmente en la prevención del contagio. Sin embargo, desde hace más de 10 años, las investigaciones habían demostrado que esta vitamina cuenta con receptores en la mayoría de los tejidos y células del cuerpo, lo que significa que su déficit juega un papel en la homeostasis o equilibrio del funcionamiento del cuerpo y en el riesgo para desarrollar muchas enfermedades agudas y crónicas, incluidos cánceres comunes, enfermedades autoinmunes, infecciosas y cardiovasculares.

“En los países en los que se forticaron alimentos con VitD creyeron que los problemas por su déficit estarían resueltos. Sin embargo, las investigaciones reportan que la deficiencia de esta vitamina sigue siendo común en niños y adultosa nivel mundial”, afirma la Dra. Trina Navas, expresidenta de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna.

Esta especialista comenta que múltiples estudios han demostrado que la falta de VitD durante el embarazo y en la infancia puede causar retraso del crecimiento y deformidades esqueléticas, con aumento del riesgo de fractura de cadera a lo largo de la vida.

“Se sabe y mucho se ha hablado de que en los adultos, su deficiencia puede precipitar o exacerbar la osteopenia (etapa previa a la osteoporosis), la propia osteoporosis, causar osteomalacia y debilidad muscular y aumentar el riesgo de fractura. Por lo que los investigadores han demostrado que está relacionada con enfermedades esqueléticas y no esqueléticas”, explica la Dra. Navas, quien comenta que se calcula que hay más de un billón de personas en el mundo entero con deficiencia de VitD.

Recalca que en estos tiempos es de suma importancia prevenir, no solo la infección por coronavirus, sino muchos otras situaciones como las fracturas y caídas por osteoporosis, ya que vienen a empeorar en forma significativa el cuadro de emergencia sanitaria mundial y su atención pone en riesgo al paciente y su entorno en cuanto a COVID-19.

“Más de la tercera parte de los mayores de 60 años padecen osteoporosis y se calcula que el 47% de las mujeres y el 22% de los hombres en esta condición sufrirán una fractura. Esto genera una emergencia sobre otra emergencia, y el llamado es a evitarlo. Por lo tanto, recomendamos a toda la población, en riesgo conocido o no, a tomar suplementos de VitD, ya que se ha demostrado que reduce el riesgo de fractura y, además, mejora el estado de salud para prevenir así el contagio por COVID-19, en especial en dosis altas de 2.000 UI/día”.

Te encantará también:

Deja tu comentario