Representantes de OMS aseguran que «la pandemia pica y se extiende»

El pasado 20 de julio, la universidad británica de Oxford anunció los exitosos resultados obtenidos hasta ahora en las pruebas realizadas a un millar de voluntarios sanos entre 18 y 55 años de edad. Sin embargo, los mismos científicos a cargo del proyecto destacaron que todavía es necesario llevar las pruebas a mayor escala, antes de poder determinar si la vacuna ofrece protección contra el Sars CoV-2 a largo plazo.

Por su parte, representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) señalaron que, si bien los resultados representan un paso en la dirección correcta, aún queda mucho camino por recorrer antes de poder decir que la población mundial está protegida contra el virus. Así mismo, informó que en diferentes partes del mundo hay decenas de otras vacunas en etapas más tempranas de su desarrollo.

En los casos de las dos vacunas en etapas más avanzadas, la respuesta inmunitaria ha sido satisfactoria y no se han observado efectos secundarios graves. Los voluntarios que recibieron la vacuna que está siendo desarrollada por la universidad británica de Oxford, experimentaron efectos secundarios, como dolor de cabeza y fiebre moderada.

Síntomas similares presentaron los voluntarios a quienes se les inoculó la vacuna que está siendo desarrollada por la compañía estadounidense de biotecnología Moderna; a los que se sumaron escalofríos, fatiga y dolor en el lugar donde fueron inyectados.

El experto en vacunas, Dr. William Schaffner, del Centro Médico de la universidad de Vanderbilt (Nashville, EE.UU.) indicó que en el mejor de los casos, podremos contar con suficiente información sobre la seguridad y efectividad de una vacuna contra el Covid-19 a principios de 2021.

El desarrollo de una vacuna efectiva y segura debe pasar por muchas más pruebas, que incluyan a pacientes mayores y/o con condiciones crónicas, como hipertensión arterial y diabetes; además de cumplir con los lapsos necesarios para conocer su efecto a mediano y largo plazo. Todo esto, sin mencionar el tiempo requerido para producir y distribuir la vacuna globalmente.

Mientras el mundo espera
Los laboratorios y centros de investigación seguirán adelante con las pruebas necesarias para el desarrollo de la vacuna, así como la identificación de medicamentos y terapias eficaces para mejorar el pronóstico de los contagiados.

Mientras tanto, es imperativo continuar tomando todas las medidas preventivas para contribuir a controlar la pandemia. Con este espíritu, Cruzsalud formuló, conjuntamente con Desarrollos Industriales Chemical, Covisol: un virucida y bactericida capaz de eliminar más de 44 tipos de virus humanos y no humanos, incluido el Sars Cov-2, causante del Covid-19; y más de 22 tipos de bacterias.

Su componente activo fue aprobado por la FDA (Food and Drugs Administration, por sus siglas en inglés) y recientemente fue incluido en la lista de productos eficaces en la lucha contra la pandemia, de la Agencia de Protección Ambiental, de EE.UU.

El lavado de manos, el uso correcto del tapabocas y la sanitización de las superficies son las medidas fundamentales cuya efectividad ha sido comprobada y su aplicación es promovido por la Organización Mundial de la Salud, en la lucha contra la pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑