Para los venezolanos confiar en Plumrose es tradición

Dentro de la cotidianidad del hogar, es la mesa el lugar donde se comparten alegrías, historias, celebraciones, se reúnen madres, hijos, abuelos y allí también está Plumrose, presente en los hogares de todo el país acompañando a las familias de Venezuela, que ahora emprende su campaña Siempre en tu Mesa para resaltar la importancia de los valores para la familia, los cuales se generan alrededor de la mesa, al compartir todos los integrantes en familia.

Para el lanzamiento de esta campaña, que también está acompañada por la renovación de la imagen de la marca, el gerente de la marca, José Benezra, comentó que Plumrose “promueve un propósito, que es brindar la mayor calidad en los hogares, en las comidas y en la nutrición; es estar presentes allí, en la mesa, donde se desarrollan los momentos de calidad”.

Señaló que Plumrose está respaldada por diversos aliados que dieron a conocer su visión sobre el legado que deja la familia en cada uno de nosotros. Entre ellos está Carmen Montelongo, amante de la cocina y blogger gastronómica, quien comentó la importancia que para ella promueve la campaña Siempre en tu Mesa.

“Confiamos en Plumrose por tradición. Yo crecí comiendo sus productos y crie a mi hija con esta marca. No importaba sí habían otras, siempre elegía la calidad que me asegurara que ella iba a comer lo mejor. Hay un anclaje emocional y la certeza de que la empresa cumple estándares de calidad”, expresó Montelongo.

“Cocinar es generar memorias”
Afirmó que los valores de su familia se identifican con los de la compañía, como son el respeto, el esfuerzo, el optimismo, así como las ganas de apostar al país y al futuro, a pesar de las dificultades.

La vocación de cocinar y de ofrecer en la mesa siempre lo mejor también une a Montelongo con la marca, quien presentará a través de redes sociales recetas tradicionales, que retomarán el acervo gastronómico nacional, de las que hacían las abuelas venezolanas, para que sean conocidas y difundidas entre la población.

Añadió que “la cocina es todo en mi vida. Es mi religión y mi acto de fe. Mi cuenta de Instagram se ha convertido en mi apostolado, para inspirar y motivar a cocinar hasta a los que no lo hacen. Hacerle entender a mis lectores que más allá del proceso mecánico de ‘preparar alimentos’ existe un metalenguaje amoroso que fortalece los vínculos afectivos y construye seres humanos sanos emocionalmente”.

“Cocinar es generar memorias a futuro, porque en 20 o 30 años, cuando nuestros hijos repliquen las mismas recetas que les hacemos, serán nuevamente felices”, aseguró.

“Alrededor de la mesa se aprende todo lo necesario para vivir feliz. Aprendemos todas las herramientas sociales que nos permiten navegar en sociedad: respeto, puntualidad, normas de cortesía, solidaridad y todas las que nos ‘blindan’: sentido de pertenencia, gratitud, capacidad de perdonar, tolerancia. Aprendemos a amar y ser amados y adquirimos ese saber que somos parte de un núcleo que nos protege, sustenta y sostiene”, afirmó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑