Pacientes bariátricos sí pueden comer plato típico navideño

Ni las hallacas, ni el pan de jamón, la ensalada de gallina o el lomo de cerdo tienen por qué desaparecer del menú navideño de las personas operadas de obesidad, pues, aunque estos tradicionales platos de la gastronomía venezolana son ricos en calorías y tienen altos contenidos de grasas y azúcares, se pueden comer en pequeñas cantidades tomando en cuenta la condición de estos pacientes.

Para enseñarles cómo hacerlo cuidando las calorías que van a ingerir, este 14 de diciembre los cirujanos bariátricos y chefs, Argenis Chaparro Madriz y Wartan Keklikian, dictarán un masterclass de cocina navideña, a fin de despejar las dudas que puedan tener sobre qué comer o beber en Navidad y mostrarles cómo preparar en casa estos deliciosos platos de forma sana, para celebrar con sus seres queridos sin preocupaciones ni remordimientos.

Teniendo como escenario los espacios del Restaurant Cima de Mar, ubicado en Galipán, durante la actividad los participantes tendrán la oportunidad de ponerse los delantales para amasar sus propios panes de jamón, rellenarlos y meterlos al horno, guiados por los consejos culinarios de estos cirujanos con sazón.

Además, aprenderán a hacer hallacas, ensalada de gallina y otros platillos tradicionales de la temporada decembrina con menos calorías, pero con el mismo rico sabor, calculando los requerimientos diarios y sustituyendo algunos ingredientes hipercalóricos por otros más saludables.

El doctor Argenis Chaparro Madriz recordó que diciembre es una época de muchas celebraciones que suelen estar acompañadas de copiosos festines, donde se desatiende lo que se come, la forma en que hace y se bebe mucho, razón por la cual en enero y febrero aumentan las consultas médicas nutricionales por re-ganancia o aumento de peso.

Señaló que la capacidad máxima del estómago después de dos meses de operado es de 200 a 220 cc, que es igual a 220 o 250 gramos.

“Una hallaca completa tradicional puede pesar hasta 180 gramos, de manera que si el paciente quiere consumir los diferentes elementos que conforman el plato navideño, las cantidades tienen que ser más pequeñas, masticar adecuadamente y no tomar líquidos con las comidas”.

Con respecto al alcohol, explicó que un gramo aporta 7 calorías, un valor energético muy alto que al final se transforma en grasas, triglicéridos, ácidos libres y se acumula en el cuerpo.

“En el paciente operado, eso tiene dos implicaciones: mayor sensación de mareo y embriaguez porque tiene menos tolerancia al licor, y reganancia de peso, porque la bebida aumenta progresivamente la capacidad gástrica y el paciente trata de comer más, lo que conlleva a un aumento de peso”, agregó.

Esto no significa que no pueda brindar con sus familiares y amigos en estas fechas, “puede tomarse una copita de vino e incluso whisky, sin pasar de 60 cc que es lo recomendable para que el cuerpo no le pase factura”, comentó.

La actividad física también juega un papel importante cuando se consumen más calorías de lo normal. “No se puede dejar el ejercicio porque es una forma extra de contrarrestar un poco que está ingresando”, indicó Chaparro.

Las personas interesadas en participar en el masterclass de cocina navideña pueden obtener más información a través de las redes sociales: Instagram: @cirujanosconsazon, @doctorargenischaparro, @cirujanolaparoscopico y @cimademar. El costo incluye el transporte que recogerá a los participantes en el estacionamiento del Hotel Ávila, en San Bernardino, y los trasladará hasta Galipán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *