Obtención de nacionalidad española por origen safardí, como opción de emigración segura

El plazo para formalizar la solicitud de la nacionalidad española por la comprobación del origen sefardí en territorio español, podrá ser aprovechada hasta el próximo 30 de septiembre de este año, aunque serán recibidas hasta el 23 de este mes por la tramitación de los documentos que deben acompañar la gestión.

Así lo informó Crisanto Bello, presidente de SEFAR Universal, bufete de abogados con sede en Madrid y Sevilla y presencia en Venezuela, Colombia y Estados Unidos, quienes se han especializado en la investigación genealógica e histórica de los orígenes sefarditas, para proporcionar el servicio de búsqueda y comprobación documental a los solicitantes y acompañarles en las gestiones legales para la exitosa obtención de la nacionalidad española.

La concesión de la nacionalidad española por esta vía se basa en la legislación aprobada por el Congreso de Diputados de ese país con el fin de resarcir las injusticias cometidas contra esa comunidad a finales del siglo XV. Se trata de la Ley 12/2015, que entró en vigor el 1° de octubre de 2015 por un período de tres años y que fue prorrogada por un año más en 2018, por lo que en septiembre de 2019 culmina la aceptación de casos

La concesión de la nacionalidad requiere que se justifique la condición de sefardí originario de España y la especial vinculación con ese país.

Labandonar a justificación histórica
La Ley 12/2015 busca reparar las consecuencias de un edicto proclamado por los Reyes Católicos en 1492, pocos meses después de la toma de Granada, en el que daban a los judíos un plazo de cuatro meses para convertirse al catolicismo o abandonar sus reinos. Quienes permanecieron en España sin renunciar a su fe religiosa tuvieron que enfrentarse a la Inquisición, institución guardiana de hacer cumplir esa ortodoxia.

Dada la enorme importancia en todos los ámbitos de la comunidad hebrea en España, el edicto tuvo un gran impacto. Según investigaciones de historiadores hispanistas, a la disyuntiva planteada entre la conversión y el destierro, unos 40 mil a 50 mil judíos decidieron España, de un total de 80 mil que habían construido sus hogares, familias y prósperos negocios en esas tierras. El resto optó por bautizarse en una conversión forzosa.

Más de 500 años después, el Estado español ha ofrecido reparar el daño ocasionado a la comunidad judía de ese país, reconociendo y otorgando la nacionalidad a sus comprobadamente descendientes.

La restitución no depende de apellidos o de religión, sino de documentos que demuestren la línea ascendente hasta un judío sefardí, con partidas de nacimiento, matrimonio, bautismo o conversión hasta llegar un antepasado directo que haya profesado la religión hebrea, por la rama sefardí, en territorio español.

El procedimiento
Para aprovechar al máximo esta oportunidad, el bufete de abogados SEFAR Universal ha activado una atención de 24 horas con la finalidad de recibir y canalizar las solicitudes que se produzcan en este período de cierre. Igualmente, está desarrollando una amplia campaña de difusión para llevarles la información a quienes deseen obtener la nacionalidad española con el objetivo de emigrar a ese país con un status seguro o, simplemente, para tener acceso a las oportunidades.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑