Nacimiento de Navidad del Dr. Michel Sleiman, una experiencia de vida y amor

Quiero compartir con ustedes una experiencia de vida y amor, remontándome a mis recuerdos el primer nacimiento lo hice a los siete años de edad en el año 1957. Era muy modesto y pequeño dado a nuestra condición socio-económica, a partir de ese mismo momento fue creciendo y aumentando en tamaño y figuras, los vecinos iban a mi casa disfrutar de tan hermoso trabajo, y así lo hice cada año.

Ya casado tenía que hacer un nacimiento en casa de mi madre y otro en mi hogar, esto lo fui cumpliendo hasta el año 1994, que fue el ultimo nacimiento que realice después de la muerte de mi hijo mayor.

En el año 2015, precisamente en diciembre hice una promesa. Si Dios, el amor y las oraciones de las personas que me rodearon me daban la salud y la fortaleza necesaria que yo necesitaba, realizaría un nacimiento típico hebreo.

Durante el año 2016 esa fue mi meta y objetivo, y mientras que para ustedes probablemente le tiempo transcurrió muy rápido para mí fue muy lento, primero porque no veía la hora de regresar a mi hogar en Venezuela y segundo porque deseaba desarrollar mi proyecto que era construir mi nacimiento en mis raíces, lecturas religiosas y experiencia personal.

Las viviendas, tiendas, establos, puentes, pozos, ríos, arboles, etc., deberían ser hechos por mí con material reciclable o descartable. Podría usar anime, cartón, yeso, madera de arboles, etc. Que yo recolectara o me regalaran, no podía comprar nada.

En dos años he realizado más de doscientas estructuras u obras, solamente las figuras de animales podrían ser comprados o donados, intente en este nacimiento representar las viviendas y templos de la época, las casas eran construidas de piedras, tenían uno o dos ambientes generalmente el techo era completamente recto, ya que en la época de verano hacía mucho calor y dormían sobre él para aprovechar el poco frescor de la noche. Muchas casas eran construidas en anexo al establo donde dormían sus animales, que eran bueyes, asnos, mulas y ovejas, en la época de invierno ellos proveían algo de calor, además del que les daba la leña.

El pesebre estaba constituido por el establo donde nació Jesús, la mula, el buey, los pastores y las ovejas. Recordemos que según un edicto de Augusto Cesar, todos los habitantes debían empadronarse o censarse, este primer censo se hizo siendo Cirenio Gobernador de Siria, José y María viajaron de Galilea a la ciudad de David, conocida como Belén, pero al llegar a Belén, todos los mesones y posadas, estaban ocupados.

María al llegar a Belén, comenzó con los dolores del parto y lo único disponible era un establo, en ese establo ocurrió el alumbramiento y dio a luz a su hijo primogénito que llamo Jesús, al cual envolvió en pañales y lo acostó en el pesebre protegido también por la mula y el buey.

La única explicación, es que el nacimiento de Jesús hubiese ocurrido en este establo, es que la vivienda anexa, estaba semi destruida y por lo tanto no pudieron ocupar la vivienda.

Otras representaciones que observaremos en el nacimiento, serán la anunciación de los ángeles a los pastores, el asentamiento romano. Nadie habla o recuerda que las tierras de Palestina, estaba sometidas al dominio del Imperio Romano y probablemente esta sea una de las razones, por las que nunca se represente cuando uno realiza los nacimientos.

También observaremos un pueblo judío típico, con casas típicas de épocas, un mercado hebreo, además veremos cascadas, ríos, puentes, templos hebreos, etc.  Espero disfruten de este bello nacimiento y esta bella historia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *