La radiología permite confirmar diagnósticos y dar mejores tratamientos

 

Cuando se habla de la radiología como rama de la medicina, no solo se hace referencia a los exámenes de rayos X; este campo médico también abarca las tomografías y resonancias, los ultrasonidos, las densitometrías, mamografías y otros estudios de imagen que permiten corroborar juicios clínicos, realizar procedimientos mínimamente invasivos e, incluso, tratar a pacientes sin tener que recurrir a una intervención quirúrgica.

El médico radiólogo Ruggiero Vacca, del Grupo Médico Santa Paula (GMSP), explica que gracias la imagenología se pueden obtener diagnósticos precisos y rápidos, que disminuyen los plazos de espera para comenzar tratamientos médicos o quirúrgicos y, también, ayuda a reducir las posibilidades de complicaciones de algunos procedimientos, lo que redunda a su vez, en un mejor y más rápido restablecimiento de la salud del paciente y su calidad de vida.

“La radiología tiene la capacidad de ser como una prueba comprobatoria de todo. Por ejemplo, el cirujano puede intuir clínicamente una apendicitis o una colecistitis aguda y los radiólogos, mediante pruebas de imágenes, podemos corroborar eso y dar fe de que se trata de una enfermedad o una patología con tales características. También podemos discernir lesiones en los órganos con una especificidad bastante alta, en el caso de los traumatismos craneales o abdominales, con tomografías y ecos abdominales”, señala Vacca.

El galeno, también especialista en radiología oncológica, indica que a través de la imagenología se puede hacer la estatificación del cáncer, es decir, determinar el tamaño del tumor y su extensión en el organismo. Cuando se trata de la oncología, los estudios radiológicos cumplen además el propósito de confirmar el diagnóstico ante las sospechas del médico.

Mejor tratamiento a los pacientes

Vacca resalta que, de la misma forma que ayuda a confirmar diagnósticos médicos, la imagenología permite resolver casos clínicos específicos como, por ejemplo, drenajes de abscesos en diversas partes del cuerpo, sin requerir intervenciones quirúrgicas.

“En el GMSP realizamos procedimientos guiados por imágenes como tomas de biopsias y colecciones en planos profundos con técnicas mínimamente invasivas, cuyas tasas de complicación son bastante bajas y el beneficio para el paciente es muy elevado. Recientemente tuvimos dos casos; en uno de ellos, llevamos a cabo drenaje de áreas de colección abdominal en una paciente con un absceso hepático, que incluso ya había sido operada, pero no podía ser nuevamente intervenida en quirófano por la tasa de complicación que supondría la operación”, indica el radiólogo.

La institución privada cuenta con un tomógrafo que sirve para guiar estos procedimientos mínimamente invasivos, de alta tecnología y que controla automáticamente los niveles mínimos de radiación.

Además, la unidad de imagenología del GMSP cuenta con equipos de ultrasonido, de densitometría, mamógrafo, tomógrafo y resonador, de alta calidad y precisión.

“Contamos con los equipos básicos que tienen la mayoría de las áreas de radiología; pero además, con un tomógrafo de 128 cortes de reciente gama y el resonador de 1.5 tesla de campo cerrado. En la clínica están todos los rangos de imágenes para diagnóstico clínico que se necesitan” indica el especialista.

El GMSP cuenta también con un grupo médico multidisciplinario en el área de radiología, que realizan exámenes especializados de las mamas, de las patologías oncológicas, los ecos convencionales y los doppler.

Dentro del equipo humano, los radiólogos también están capacitados en la utilización del software de reconstrucciones vasculares para evaluación de aneurismas cerebrales, aórticos, entre otras patologías, así como también permite la evaluación 3D de lesiones óseas, fracturas y tumores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑