La Montserratina le puso sabor al Festival Burger Break

Hablar de tradiciones criollas, la pasión por los brasas y la buena mesa, es evocar a los productos de la Montserratina. Es por ello que, el pasado 10 de agosto, sus exquisitos embutidos y carnes fueron utilizados en los diferentes platillos que dieron apertura al festival Burger Break, en el hotel JW Marriott Caracas.

Joseph Campos, instructor en el Instituto Le Gourmet y chef de la Embajada Americana, fue el responsable de preparar estas delicias, entre las que destacó “La Ferroburger”, una hamburguesa de carne de res rellena de camarones, acompañada de queso, cebollas crocantes, tocineta y salsa tereseña.

Otras de sus creaciones fueron “El Chorituy”, un choripan con chistorra, queso, pepinillos y cebollas crujientes; y las salsas “Chara” y “Llave”, dos mezclas a base de ají dulce, que también tomaron protagonismo.IMG_9436

Con estas presentaciones, el chef buscó enaltecer el calor, variedad y sazón, de su región de origen, los Valles del Tuy. Por eso, los productos de la Montserratina, caracterizados por sus deliciosas e innovadoras combinaciones, fueron seleccionados como los aliados perfectos.

Definitivamente una fusión de innovación, calidad, tradición parrillera y sabores venezolanos, que propició la mejor experiencia gastronómica a todo el público presente.
El festival seguirá hasta el 14 de septiembre y contará con la presencia del reconocido chef Guaicaipuro Ignacio Lameda (Guaicook), y el experto en gastronomía urbana, Víctor Moreno. Quienes también se harán sentir con sus frescos y exquisitos platillos.

Para conocer más de las iniciativas y productos La Montserratina, puede visitarlos en su página web www.montserratina.com o en sus redes sociales, Facebook: https://www.facebook.com/LaMontserratina/ , Twitter e Instagram @LaMontserratina.

Vía: Comstat Rowland 

IMG_9458

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Orgullosamente ofrecido por WordPress | Tema: Baskerville 2 por Anders Noren.

Subir ↑