Conoce los nuevos protectores solares de NIVEA SUN

NIVEA SUN

Las vacaciones ya están cerca y son la oportunidad perfecta para escaparnos a la playa, disfrutar del sol y el mar, y regresar a casa con un hermoso tono dorado en la piel que nos haga lucir más bellas. Con NIVEA SUN.

Los estereotipos han cambiado y ya sabemos que una piel excesivamente tostada no es sinónimo de salud.

Pero con los cuidados adecuados es posible obtener un bronceado saludable y que la piel sufra lo menos posible los efectos perniciosos de la radiación ultravioleta.

Está comprobado que los rayos UVA pueden producir alergias e intolerancia al sol, trastornos de la pigmentación.

También el envejecimiento prematuro de la piel; mientras que los rayos UVB son los responsables del bronceado y también de las quemaduras solares.

La exposición a estas radiaciones ultravioletas, aún en días nublados, aumenta el riesgo de problemas graves como la aparición de un melanoma o cáncer de piel.

Todos los productos NIVEA SUN proporcionan una protección fotoestable, es decir, resistente a los rayos ultravioleta (UV).

Con la crema solar adecuada puedes mantener la protección natural de tu piel frente a los rayos UVA Y UVB incluso bajo un sol abrasador.

Estos consejos expertos te ayudarán a disfrutar del sol de manera saludable:

1. Selecciona la protección adecuada para ti: El tiempo de protección natural de la piel es la cantidad de tiempo que puede exponerse al sol.

Sin quemarse y varía de un fototipo a otro (las pieles más blancas se queman más rápidamente), pero suele oscilar entre 5 y 30 minutos.

Si multiplicas el tiempo de protección natural de tu piel por el factor de protección solar (FPS) sabrás cuánto tiempo puedes exponerte al sol sin preocuparte.

NIVEA SUN ofrece cremas con factor de protección solar de 6, 30 y 50+ en distintas versiones y ha incorporado 5 nuevos productos para cuidar la piel de toda la familia:

· NIVEA SUN Babies & Kids Protección & Piel Sensible FPS 50+ está especialmente formulado para los bebés mayores a 6 meses.

Reduciendo el riesgo de alergias inducidas por el sol. Además, su fórmula 66% biodegradable, con aloe vera y sin perfume.

Es adecuada para pieles propensas al Eczema.

· Para los niños activos de más de tres años el protector ideal es NIVEA SUN Kids Swim & Play FPS 50+ ya que es extraresistente al agua, resistente a la arena y a la transpiración.

Su fórmula con Dexpantenol protege la barrera de la piel y permite una estancia más segura en el agua.

Además, ayuda a cuidar al coral: es 76% biodegradable, libre de Octinoxato, Oxibenzona, Octocrylene y libre de Microplásticos.

· NIVEA SUN Protección & Piel Sensible SPF 50+ es de textura ligera y libre de fragancia, especial para pieles sensibles.

Ayuda a prevenir quemaduras y el envejecimiento prematuro de la piel, mientras minimiza el riesgo de alergias causadas por el sol.

· Para quienes les encanta las actividades al aire libre, NIVEA SUN Protect & Refresh Sport FPS 50 es la opción ideal.

Su fórmula ligera que se absorbe rápidamente, resistente al agua y al sudor, produce una refrescante sensación sin dejar una sensación grasosa.

Para los amantes de un buen bronceado, NIVEA Sun Protect & Bronze con SPF 30 contiene extracto de promelanina.

Estimula el proceso de bronceado natural de la piel proporcionando un bonito tono dorado uniforme y de aspecto saludable.

2. Aplica correctamente el protector solar: Para garantizar una protección completa es necesario aplicar una cantidad adecuada de crema de manera de cubrir toda la piel.

Especialmente en hombros y espalda. Es importante aplicar la crema solar también en esas zonas que tan frecuentemente pasamos por alto.

Como la nuca, los lóbulos de las orejas, las corvas (detrás de las rodillas) y las plantas de los pies.

La piel del rostro es más delicada, sobre todo con el paso de los años; por eso la recomendación es usar NIVEA SUN Protector Solar Facial Control de Brillo, que no deja residuos blancos.

Además ayuda a absorber el exceso de grasa, tiene efecto matificante y ofrece protección de alto espectro FPS 50+.

3. No olvides reaplicarte la crema: El contacto con la arena, el agua, las toallas o el sudor va retirando la crema de la piel.

Para mantenerla siempre protegida se debe volver a aplicar el protector cada dos horas o después de un baño, secado con toalla o sudoración extrema.

4. Revisa la fecha de caducidad del producto: Una crema solar vencida no te ofrecerá una adecuada protección, por eso es importante revisar la fecha de caducidad.

La vida útil de los productos que ya se han abierto suele ser de un año y está indicada en la parte posterior del envase, expresado en meses.

Los productos que no se han abierto tienen una vida útil de al menos 30 meses.

5. Hidrata tu piel después de exponerla sol: Para mantener una piel dorada y luminosa, sin resequedad es importante aplicar una crema humectante.

Que a largo plazo disminuya los efectos nocivos del sol. NIVEA cuenta con una crema corporal especial para cada tipo de piel.

La clásica NIVEA Creme es ideal para calmar la piel después de un día soleado.

 


NDP

Comparte esta noticia

Te encantará también: