Adrianza: «Situaciones adversas minan las esperanzas de los jóvenes»

Hoy en día, las quejas se han convertido en una manera muy común de reaccionar ante las adversidades que se presentan en la vida, y aunque quejarse es muy fácil, no es la mejor vía para avanzar y resolver los problemas, ya que genera un estado mental y emocional negativo que dificulta la oportunidad de crecer.

Así lo deja entrever en su libro “Cartas a Matías, lecciones de vida para mi nieto”, el coach profesional y socio de la firma de auditoría Mazars, Ricardo Adrianza, quien basa su obra en el poder del amor familiar y los valores y principios que desea inculcarle al pequeño -del cual se encuentra distanciado a causa de la diáspora-, y a sus futuras descendencias.

Allí sostiene que “el entorno actual, en especial el venezolano, está repleto de situaciones adversas que nos desvían del disfrute pleno de las maravillas que nos regala la vida”. Agrega que, “particularmente para los jóvenes, estas situaciones los afectan de tal manera que minan sus esperanzas de crecimiento, ya que muchos se han convertido en cabezas de hogar, al tener que bregar no sólo con la economía de la familia, sino también con las enfermedades de los padres, lo que los aleja del disfrute propio de las bondades de la juventud”.

Adrianza asevera que, en la firma que dirige ha conocido casos como esos, “inclusive quejas de personas maduras, que parecen estar ancladas en el camino del no crecimiento”. Para ellos, el consejo es el de esforzarse por cambiar el clima de su discurso interior y procurar ser felices, a pesar de lo dura o dramática que pueda ser la situación.

“Y este momento que estamos viviendo por la cuarentena, nos pone a dura prueba, pero es un gran reto para lograrlo”, reitera.

Afirma que, quienes se lamentan están eludiendo sus responsabilidades. “Es mucho más cómodo echarle la culpa al otro y escudarse en algo o alguien, que hacerse cargo de la situación y esforzarse por cambiarla”.

No así es expresar una opinión. De allí que en el libro, el autor aconseja a su nieto “acostumbrarse a expresar las ideas e inconformidades con respeto, no como un acto de desobediencia en sí mismo, sino en la búsqueda de mejorar el entorno en el que se encuentre y acompañando esa opinión con un aporte que ayude a corregir la situación que, según su percepción pueda estar afectando tu rendimiento individual o grupal”.

El autor invita a vivir bajo la premisa: “Es más fácil ser feliz que no serlo”, para que cuando por algún motivo o decepción se entristezca, reaccione y no se queje, logrando conducirse así por el camino del éxito.

“Cartas a Matías, lecciones de vida para mi nieto”, es la primera obra literaria de Ricardo Adrianza, escrita como un homenaje al nacimiento del primer sucesor de una de sus hijas, en la que le cuenta sus experiencias de vida y sentimientos más profundos para que lo recuerde como un hombre de bien. La publicación fue editada por la editorial Alfa Digital y se encuentra disponible actualmente en las principales librerías del país, así como en Amazon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *